Publicado: 19 de Diciembre de 2017 a las 08:54

El objetivo principal de la logística de almacenamiento consiste en ubicar las mercancías de la forma más adecuada. Para ofrecer este servicio con todas las garantías es necesario programar un flujo de mercancías y una organización impecable del almacén. 

La gestión de nuestros almacenes intenta optimizar dos etapas del funcionamiento logístico: el abastecimiento y la distribución física. Gestionar estas actividades son algunos de los puntos más importante para  la mayoría de empresas. Con el almacenaje de mercancías se trata de controlar la recepción, el almacenamiento y movimiento de la mercancía dentro del propio almacén y hacerlas llegar a cualquier punto que desee el cliente.